Participé en unas vacaciones con Maha Devi en un paradero privilegiado por la zona de Almería y supuso un antes y un después para poder cerrar un proceso personal de desapego.

Pude conectar conmigo misma, lejos de la rutina y las prisas de la ciudad, y a la vez compartir con mujeres maravillosas la experiencia de estar en sintonía, combinando disciplina con relajación y también diversión.

Un trato excelente y cuidado, comida deliciosa y sana, en un entorno único que fue todo un descubrimiento.

Una experiencia que sin duda repetiré y de la que me llevo amigas de por vida.